Seguro multirriesgo, ideal para tu comunidad

Vivir en un edificio genera una serie de gastos derivados del mantenimiento o cualquier accidente o desperfecto, que los miembros de la comunidad de vecinos deberán pagar de manera equitativa. A fin de minimizar los problemas que puedan surgir entre ellos es recomendable contratar una póliza que asegure todo el patrimonio de la comunidad.
Lo más sencillo es contar con un seguro multirriesgo, que se incluye en las cuotas de la comunidad y tiene una cobertura de riesgos muy amplia y flexible, ya que varía dependiendo de las necesidades e intereses de cada comunidad.

Un seguro básico incluiría las diligencias más comunes, como incendios, roturas, daños causados por agua o por fenómenos climatológicos, responsabilidad civil y asistencia jurídica, mientras que podrían añadirse coberturas opcionales como robo, rotura de cristales o protección jurídica.

También puede incluirse el mobiliario, lo que incluye desde objetos artísticos o instalaciones deportivas hasta personas físicas que protegen el interés de la comunidad como el presidente de la junta de vecinos.
Según la última Memoria social del seguro elaborada por la asociación de aseguradoras Unespa con datos a 2013, el sector atiende 906.000 siniestros en comunidades de vecinos al año. En España hay contratadas con comunidades de vecinos algo menos de 745.000 pólizas de multirriesgo. Cataluña ocupa el primer puesto con 202.407 comunidades protegidas, seguida por Madrid con 111.000 que, a su vez, es la región en la que se presentan más percances. Solo en 2013 las comunidades dieron allí más de 176.000 partes al seguro.

Contar con un seguro de este tipo no es obligatorio a nivel estatal, exceptuando las comunidades de Madrid y Valencia, donde los edificios de viviendas deben contar con una póliza que cubra los incendios y daños a terceros.

Pese a su carácter voluntario, es recomendable contratarlo, en particular si cubre daños a terceros. Añaden que estos seguros “se incluyen en los gastos de la comunidad, por lo que además de recomendables son asequibles”.

La memoria elaborada por Unespa apunta que con 425.000 casos, los siniestros más frecuentes son los daños producidos por el agua, como filtraciones por lluvia o una tubería en mal estado. Por detrás se encuentran los de responsabilidad civil, con 111.000 casos.

Entre las coberturas que presta este seguro figuran daños ocasionados por incendios, fenómenos meteorológicos o actos de vandalismo. También ofrece coberturas opcionales contra daños causados por agua, electricidad o daños estéticos.

Hay compañías que cubren desde daños materiales, robo o daños estéticos hasta los daños ocasionados en plantas y árboles por fenómenos meteorológicos. Además del hundimiento, desprendimiento o corrimiento del terreno a causa de obras de construcción ajenas al inmueble.

A la hora de contratar el seguro, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda tener en cuenta que algunas compañías de seguros aplican la llamada regla proporcional, por la cual la indemnización será proporcional a la prima pagada.

López, C. (26 de agosto de 2015). Seguro multirriesgo, la mejor opción para una comunidad de vecinos. Cinco Días. 

Conozca las ventajas del Seguro para Comunidades de Propietarios y vecinos